Carta del Parroco – 5 de Febrero 2017

frmnicks_mug_smallLa semana pasada vimos la manera en la cual ciertas adaptaciones se pueden hacer en la liturgia por consideraciones culturales. Por ejemplo, en este pais, aunque la norma para la vestimenta en un funeral es violeta y, en Segundo lugar, negro, tenemos un indulto que nos permite usar blanco en algunas ocasiones. Comenzando en el párrafo 41, el documento se mueve para considerar como la liturgia debe ser promovida por medio del ministerio del Obispo, el sucesor de los apóstoles.

En el párrafo 41, leemos: “El Obispo debe ser considerado como el sacerdote más alto de su rebaño, por el cual de alguna manera la vida en Cristo de sus fieles es derivada y dependiente. Por lo tanto todos deben sostener en gran estima la vida litúrgica de la diócesis centrada en torno al Obispo.” Por lo tanto, de acuerdo al Concilio, la liturgia ideal es consumada cuando los fieles se reúnen alrededor del Obispo al cual se unen todos los sacerdotes de la diócesis para la celebración de la MIsa.

El siguiente párrafo, sin embargo, realiza que esto no es siempre possible y reconoce la necesidad de pequeños grupos de los fieles. En particular, nos hace notar la importancia de parroquias individuales con párrocos que tomen el lugar del Obispo en la celebración de la Misa. Sin embargo, enfatiza la necesidad de conectar nuestras celebraciones de parroquia individual con nuestro Obispo. Por esta razón vemos que en cada Misa oramos especificamente por nuestro Obispo y recordamos que nuestra comunidad es solamente una pequeña parte del gran rebaño del Obispo en toda la diócesis.

Esta sección del documento concluye con los párrafos 43-45. Estos párrafos animan a los obispos diocesanos a formar algún instrumento por el cual el pueda recibir consejos de los expertos en esas cosas que pertenecen a la liturgia para aisitirlo en fomentar la liturgia en toda su diócesis: “Es deseable que la autoridad territorial eclesiástica competente {…} prepare una comisión litúrgica, para ser asistidos por los expertos en ciencias litúrgicas, música sagrada, arte y práctica pastoral.” Esto requiere oportunidades para educación continua y estudios avanzados para todos aquellos comprometidos en el ministerio litúrgico.

Oportunidades para crecer en la comprensión de las muchas y variados aspectos de la liturgia que viene de muchas y varias

Formas: de conferencias patrocinadas por la Iglesia de Música de la Asociación de América para regular publicaciones por el Instituto de la Sagrada Aquitectura—de la Asamblea Diocesana Conocer, Amar y Servir que se llevó a cabo en Spokane el Otoño pasado con Monseñor, Kevin Irwin, erudito litúrgico de la Arquidiócesis de Nueva York, hasta una simple carta de boletin de su párroco!

Las oportunidades como estas continúan fomentando la liturgia en la vida de nuestras parroquias y diócesis y aseguran la vision del Concilio que desean que “la acción Litúrgica-pastoral llegue a ser más vigorosa en la Iglesia.”

La próxima semana comenzaremos el II Capitulo de “El Más Sagrado Misterio de la Eucaristia.” Mantengase al tanto!

ALABADO SEA JESUCRISTO!

En Cristo,

frnicks_sig
Padre Nicks

Comments are closed.