Carta del Parroco – 29 de Enero 2017

frmnicks_mug_smallLa semana pasada vimos como el Vaticano II insiste en la presencia del Latin en la liturgia y las razones para ello—permitiendo a los Católicos en todo el mundo para que se unan en una sola voz cantando las alabanzas a Dios.

También les hice notar algunas de las dificultades prácticas implementando este ideal de Latin establecido por el Vaticano II. Esta semana nos movemos dentro de la idea de enculturación en la liturgia. “Aún en la liturgia, la Iglesia no desea imponer una uniformidad rigida en cuestiones que no implican la fe o lo bueno de toda la comunidad; en vez de eso respeta y fomenta el genio y talentos de las varias razas y pueblos. Cualquier cosa en la forma de vida de estos pueblos si no está indisolublemente atada con supersticiones y errores, la Iglesia estudia con simpatia y si es possible, la preserva intacta. Algunas veces, de hecho admite tales cosas dentro de la liturgia misma.”

El Concilio reafirmó la práctica tradicional de la Iglesia buscando formas de incorporar palabras y acciones que pertenezcan a pueblos y lugares particulares, que auténticamante exprese Adoración divina. “Debe de ser para la autoridad competente territorial eclesiastica {conferencia nacional de obispos} de especificar adaptaciones, especialmente en el caso de administración de los sacramentos, los sacramentales, procesiones, lenguage litúrgico, música sagrada, y las artes, pero de acuerdo a las normas fundamentales puestas en esta Constitución.”

Como uno puede ver, hay medios de permitir la adaptación en la liturgia, nunca es concluido en la discreción de una parroquia o sacerdote particular, ni tampoco por un Obispo particular, peros si se llava a cabo en una escala más amplia y, entonces, es cuando entra en juego cuando tales decisiones conciernen a un gran número de personas. Tales adaptaciones deben de ser aprovadas por el Papa antes de que puedan ser usadas en la Misa.

Por ejemplo, en algunas situaciones culturales, el sentarse era considerado insuficientemente respetuoso cuando estaban en la presecia de Dios, entonces, muchas Iglesias de ritos de Pascua no permiten la presencia de bancas o sillas durante la Misa, sino que todos permanecen parados durante toda la Misa. Dependiendo si alguien está en el Este, aún si hay donde sentarse, uno necesita de tener cuidado de cruzar las piernas, lo cual es con-siderado irrespetuoso. Yo mismo fui corregido por eso cuando estuve en Tierra Santa!

En este pais también, podemos ver ejemlos de tales adaptaciones a nivel nacional. Por ejemplo, el color normativo para ser usado para funerales en la Iglesia Universal es violeta y, en Segundo lugar, el negro. En los Estados Unidos hay un indulto para usar blanco en alguna ocasión. Otro ejemplo que concierne a la recepción de la Santa Comunión. En los Estados Unidos, se dio permiso a cada Obispo de permitir la opción de recibir la Sagrada Comunión en la mano en su propia diócesis. Aunque, la norma universal es de recibir la Sagrada Comunión en la lengua. Es por esto que les pido a todos aquellos que reciben la Primera Comunión que comiencen con la norma de recibirla en la lengua. De esta forma ellos siempre se sentirán confortables y listos para recibirla no importando en dónde estén en el pais o en el mundo. Por ejemplo, una vez en la Catedral en Mexico, yo traté de recibir la Comunión en la mano solamente para que el sacerdote se me quedara mirando hasta que cam-bié para recibirla en la lengua!

La próxima semana veremos la importancia de los obispos en la liturgia y como el Vaticano II llamó a la renovación de la liturgia para que se fomentara en cada diócesis.

Alabado sea Jesucristo!

En Cristo
frnicks_sig
Fr. Nicks

Comments are closed.